domingo, agosto 26, 2007

Un estudiante de 16 años crakea un filtro antiporno que ha costado 84 millones de dólares


Hay noticias que se repiten una y otra vez en diferentes versiones.

No hay duda que el acceso de menores a una internet libre en donde pueden navegar por todo tipo de contenidos, incluidos porno, estafas, casinos, etc. es un problema importante que debe pasar por la educación principalmente pero que a su vez debe tener algún tipo de ayudas para restringir esa libertad absoluta, y esas ayudas pueden ser diversas, aunque la más directa son los filtros de contenidos.
En este caso la noticia que leo es que el gobierno australiano se ha gastado 84 millones de dólares en crear el cojofiltro para que los menores no accedan a contenidos porno, y que un chaval de 16 años, estudiante, ha sido capaz de reventarlo en 30 minutos según informa 'Fairfax Digital' .

Y antes estos hechos que se repiten de continuo en versiones iphone, BlueRay, DVD, etc siempre surge la misma pregunta: ¿El chaval es la leche marinera y es un cerebrito espectacular o los desarrolladores del filtro son un ladrillo medieval?

No se la respuesta pero me resultan un poco sorprendentes este tipo de situaciones, porque si dijésemos que ha sido un trabajo de meses por un equipo tratando de encontrar los huecos, pues aceptaría que si un equipo lo ha creado otro puede encontrar los agujeros, pero estamos hablando de un chaval de 16 años en 30 minutos.

Bueno, pues el chaval, del que aun no sabemos como se llama, tiene su futuro asegurado pues la industria estará encantada de tener un trabajador capaz de hacer estas proezas para ellos, es decir sacándole de la "zona oscura" y trayéndole a "la luz". Y si eso no le satisface, podrá montar su propia empresa de informática donde poder hacerse con un capital dedicándose a programación de seguridad o programación inversa, es decir enseñando como crackear todo tipo de dispositivos.

Yo optaría por la segunda opción sin dudarlo, pero ya sabéis que mi orientación siempre es que no hay nada como tener tu propia empresa y decidir tu destino por muy difíciles y duras que sean las cosas, antes que trabajar para otro.

Via 20Minutos

Artículos relacionados:

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Leo Borj said...

Mis conocimientos de software se limitan a lo que poco que estudié en la carrera, pero algo me dice que es sustancialmente mucho más sencillo encontrar un fallo en un algoritmo existente que desarrollar un algoritmo sin fallos, de la misma forma que es más sencillo ordenar que desordenar.

Ahora me vienen a la mente tres factores, de los muchos que con seguridad existen, que hacen que el fenómeno de destripar sea más sencillo que el de "tripar", veamos:

1.- El que sugieres en el post; quizás algo de "ladrillo" sí tengan los desarrolladores.

2.- El argumento "entrópico" que yo he comentado antes y muy ligado al principio de falsabilidad de Popper.

3.- La masa crítica, me explico. Si un número muy elevado de personas intentan algo, si el número es lo suficientemente alto, alguno de ellos lo hará tomando el camino "correcto". Esto está muy relacionado con "el lanzador de monedas al aire", aquello de reunidas 30.000 personas en un concurso para ver quién logra sacar 15 veces seguidas cara ...

Todo lo anterior no quita mérito al chico :)

9:20 p. m.  
Blogger The Blog's Team said...

Hola Leo,
llevas razón en tu argumento y estoy de acuerdo que es más fácil encontrar el fallo que hacerlo sin fallos, estoy de acuerdo en la probabilista de una masa elevada de personas buscando un solo tipo de resultado y finalmente alguien lo encontrará, pero lo que es alucinante es que se gasten esa cantidad de dinero y no incluyan a una legión de chavales como ese para ponerlo a prueba antes de lanzarlo y que no pueda ocurrir lo que ha ocurrido.

Saludos
Antonio Domingo

6:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home