sábado, septiembre 22, 2007

El proceso de lanzar un blog

Lanzar un blog hoy en día es la tarea más sencilla que existe ya que con herramientas como Blogger o Wordpress, entre otras, cualquiera puede hacerlo, sin requerir conocimientos previos ni de programación ni de diseño.

Ahora bien, estamos hablando de blogs personales en donde puedo escribir lo que me apetezca, no importa la imagen ni la frecuencia pues es mi cuaderno, es mi casa en donde digo lo que me apetece y punto, y eso está genial y me encanta que este proceso haya ocurrido pues nos enriquece a todos y ha generado una nueva forma de expresión sin precedentes.

Sin embargo cuando hablamos de los blogs corporativos o los blogs comerciales estamos hablando de otra cosa y en varias ocasiones desde que empezamos esta unidad de negocio hace ya tres años con Ciudad Telecom, nuestro blog de Telecomunicaciones, que entonces no se llamaba así, me han preguntado como se decide hacer un blog y como estamos seguros de acertar.

Y ahora que hemos presentado los tres primeros blogs de esta segunda etapa: Paladear.com; PasionporelArte.com y DesAtencionalCliente.com, creo que es un buen momento para explicar el proceso.

Estar seguros de dar en el clavo nunca se está pues pasa igual que con las empresas, unas aciertan y otras no pro muchos motivos diferentes, y en los blogs ocurre algo similar, aunque hay un proceso que llevar a cabo si queremos tener algunas garantías de dar en la diana.

El proceso de creación de un blog, aunque parezca algo simple, es algo más complicado que lo que podemos suponer a priori, ya que hay que elegir muy bien las temáticas que queremos tratar y que estemos seguros que realmente corresponden a un nicho de mercado suficientemente grande para merecer la pena el esfuerzo y que pueda ofrecernos una rentabilidad a medio plazo, pero que al mismo tiempo no esté saturado por un exceso de blogs que traten dicha temática y haya muchos a repartir el mercado.

Lo siguiente es analizar bien la competencia existente y estudiar sus enfoques, los puntos fuertes con que consiguen fidelizar a sus lectores, su valor añadido, su forma de plantearlo, la variedad del contenido de sus post, etc. para poder elegir las fortalezas que tendrán los nuestros, y estar seguros que verdaderamente aportamos algo interesante a lo que ya existe, y que encontramos que nuestra forma de afrontarlo puede dar un enfoque diferente, definirlo y empezar a elaborar un listado de posibles temas, categorías en que los englobaremos, etc. aunque si por el contrario llegamos a la conclusión de que no encontramos nada diferente, tener la valentía de abandonarlo por mucho que nos guste.

Después de este proceso, y con la temática y el enfoque concretados, viene otra tarea laboriosa, que es conseguir elegir un buen dominio que comunique directamente lo que trataremos y que sea fácilmente de memorizar para nuestros visitantes.

Finalmente, deberemos desarrollar un logo, un slogan que lo represente, y empezar con la elaboración de los primeros post, que deberán pasar por el terrible filtro de presentárselo a "focus groups" que no son sino personas externas al proyecto, elegidas por pertenecer al teórico perfil que visitará el blog para que nos hagan su valoración con toda la crudeza que eso pueda representar, es decir que nos cuenten lo que les gusta, lo que no les gusta, lo que más valoran, ver si entienden lo que decimos, etc y sacar las conclusiones para mejorar el blog antes de su lanzamiento, o incluso si hace falta desmontarlo y volverlo a montar de nuevo.

Un proceso laborioso, que lleva un tiempo precisoso y que supone un trabajo interesante y fascinante pues vas viendo como el niño va tomando forma desde que es una idea hasta que por fin ve la luz y lo presentas en sociedad.

En nuestro caso ha ocurrido varias veces que ne ese proceso ha habido algunos que han sido puestos en pausa para dejarlos para la segunda fase por no estar seguros que cumplen las expectativas que pretendemos, e incluso algunos que han sido desestimados y hemos abandonado la temática por el momento.

Etiquetas: ,